Recomendaciones para niños con la piel seca

Durante el invierno, es muy posible que tu hijo tenga la piel más seca. Los cambios frecuentes de temperatura entre el frío exterior y la calefacción de interiores, así como la falta de humedad en el aire pueden hacer que la piel se agriete, pique o se descame. En la mayoría de los niños se pueden tomar estas sencillas medidas para aliviar la piel seca:

Menos baños

Los baños o duchas demasiado frecuentes pueden ser un factor que contribuya a que la piel de tu pequeño esté seca e irritada. El baño despoja a la piel de sus aceites naturales causando sequedad. Si es posible, baña a tu hijo varias veces a la semana en lugar de todos los días. Si tiene que bañarse diariamente, trata de mantener a tu pequeño en la bañera o ducha durante menos de 10 minutos y usa agua tibia.

Sin perfumes

Algunos jabones y cremas hidratantes perfumados, aunque huelen bien, pueden irritar la piel seca y producir picor. Pásate a jabones y cremas más suaves y sin perfume. Lo mismo ocurre con los detergentes y suavizantes para lavar la ropa. Muchos productos perfumados contienen ingredientes como el alcohol, agente secante natural. Los productos sin alcohol ni perfume ayudan a reducir los brotes de piel seca y el picor.

Humidificador

Por lo general, los aparatos de calefacción extraen la humedad de la piel y provocan sequedad. El uso de un humidificador ayuda a mantener niveles de humedad óptimos en el ambiente.

Hidratar

Es importante aplicar una crema hidratante en la piel tan pronto como tu hijo salga de la bañera o ducha. La aplicación de crema hidratante sobre la piel húmeda aumenta su absorción y efectividad. Siempre que sea posible, recomendamos productos sin perfume, sin parabenos y sin alcohol para reducir el riesgo de irritación.

Comer y beber bien

Anima a tu hijo a beber más agua durante los meses de invierno. A menudo pasamos por alto la importancia de mantenerse hidratado cuando hace frío, pero la hidratación es importante durante todo el año para mantener una piel sana. Una dieta sana y equilibrada también puede ayudar a reducir la sequedad de la piel.

Atento al eccema

No toda la piel seca y con picores se debe al eccema. Pero, si crees que tu hijo pudiera tener algo más que solo piel seca estacional, pide cita con tu pediatra de Asistencia Integral de Pediatría en Sevilla.  Nuestros médicos podrán determinar qué tipo de eccema tiene tu hijo para que puedas controlar mejor sus síntomas y darle un tratamiento correcto.

Si quieres saber más sobre cómo tratar la piel seca en bebés y la dermatitis atópica, pincha aquí.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad