Naturopatía

La medicina natural o naturopatía cuenta con un generoso abanico de recursos naturales muy efectivos con los que poder atender a las necesidades de los más pequeños.

Algunos de los más conocidos son el uso de plantas medicinales, oligoelementos, masajes, Flores de Bach y técnicas ancestrales como la digitopuntura y la moxibustión, todos ellos respetuosos con el organismo y los ritmos naturales del año.

Las diferentes terapias que forman parte de la naturopatía pueden combinarse, en caso de ser necesario, con la medicación que el niño pueda precisar. Para ello resulta fundamental la supervisión de un profesional que diseñe un tratamiento específico para él. Que no sólo evite interacciones negativas entre plantas y medicamentos sino que además sepa encontrar la mejor combinación capaz de generar la sinergia más beneficiosa para su salud.

Si hay algo que caracterice a la Naturopatía y la Medicina Tradicional China es que no sólo se pone atención y apoyo al tratamiento del sistema, sino que profundizan en la regulación del terreno con la intención de contribuir a la mejora global del estado del organismo.

Terreno: conjunto de parámetros que predisponen a un individuo a padecer determinadas enfermedades. Algunos ejemplos son: herencia genética, entorno psicoafectivo, estado nutricional, agresiones bacteriológicas o contaminantes, etc.

Medina Tradicional China

La medicina tradicional china es una medicina milenaria, que ha perdurado y evolucionado a lo largo de la historia, adaptándose a las necesidades actuales en el ámbito de la salud.

Durante la segunda mitad del s. XX esta terapia ha ido introduciéndose en los países occidentales y ha obtenido una gran aceptación entre los usuarios. Está especialmente recomendada en bebés, niños, embarazadas y mujeres que estén amamantando, ya que es una técnica no invasiva capaz de generar excelentes resultados en poco tiempo.

La medicina china es además una medicina holística, que no sólo atiende a la salud física de las personas sino también a su bienestar emocional.

Una de las principales características de estos tratamientos, aparte de su efectividad, es que carecen de efectos secundarios y en ningún caso interactúan con fármacos.

Las principales técnicas y terapias que utilizamos en la consulta de Naturopatía y Medicina Tradicional china son:

  • Fitoterapia: uso de plantas medicinales como coadyuvantes en el tratamiento de síntomas y enfermedades diagnosticadas como:
    • Bronquitis, alergias, asma, otitis, tos, conjuntivitis
    • Dolor abdominal, flatulencias, cólicos del lactante, estreñimiento, diarrea prolongada.
    • Infecciones urinarias.
    • Dolor de cabeza, nerviosismo, insomnio
  • Oligoterapia: uso de oligoelementos como coadyuvantes en el tratamiento de síntomas o enfermedades diagnosticadas. Especialmente útiles en tratamientos del terreno para evitar recidivas.
  • Flores de Bach: remedios florales utilizados en malestares emocionales o dolencias físicas relacionadas con éstos. Son especialmente efectivas en niños, no producen efectos secundarios y no interactúan con medicación.
  • Masaje Tuina (masaje chino tradicional), masaje con ventosas (descontracturante) y Reflexología Podal (masaje en zonas reflejas de la planta del pie).

Nuria Borreguero Rosa

Dietista y naturópata