Podología

Somos especialistas en podología infantil, con protocolos específicos para el diagnóstico de patologías de la marcha y el pie en los niños. El cuidado del pie está indicado desde la edad infantil, para realizar tratamientos preventivos con los que asegurar la salud en el futuro.

Estudios de exploración biomecánica

De la marcha y la pisada, en niños, adolescentes, deportistas, adultos y mayores. Estos estudios están basados en la realización de una serie de maniobras exploratorias que se realizan en estática, bipedestación y en dinámica, y con los cuales vamos a conseguir un diagnóstico más certero y preciso de las posibles patologías podológicas que pueda presentar el paciente y por lo tanto un mejor tratamiento y pronóstico de dicha patología. Es el caso de enfermedades como pies planos valgos infantiles, pies cavos, pies varos, pies zambos, metatarso abducto….

Reflexología podal infantil y adulta

Consistente en la digitopresión de zonas reflejas del pie y empleada para el tratamiento de patologías como diabetes, hipertensión, ansiedad, depresión, estreñimiento, migrañas, infecciones, bronquitis, hipo e hipertiroidismo, edemas, problemas circulatorios….

En niños patologías como la hiperactividad, resfriados, asmas, gases, epilepsia, eczemas, amigdalitis, acné…

Podología física

Consistente en la valoración, estudio y aplicación de terapias físicas (vendajes funcionales, masoterapia y elaboración de tablas de ejercicios) para el tratamiento de patologías agudas y crónicas que afectan al pie, como fascitis plantares, tendinitis, esguinces de tobillo, neuritis, bursitis, periostitis tibiales….

Ortesiología digital

Para la prevención, corrección o control de deformidades de los dedos del pie, tanto en niños como en adultos.

Oligoterapia

Utilización de ciertos minerales y metales en el tratamiento de ciertos problemas de salud. Estos oligoelementos intervienen en muy pequeñas cantidades en las funciones o intercambios biológicos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. En el pie se utiliza para el tratamiento de patologías como esguinces de tobillo, tendinitis, fascitis, juanetes, artrosis, gota, espolón calcáneo, capsulitis, onicomicosis, eccemas, papilomas, neuroma de Morton….

María Victoria Rosa Jiménez

Podóloga