MOXO: Evaluación automatizada del TDAH

MOXO es una prueba innovadora que se utiliza como apoyo en la evaluación del TDAH. Esta herramienta proporciona mediciones precisas para los cuatro síntomas nucleares del TDAH: hiperactividad, atención, coordinación del tiempo e impulsividad.

¿Desorden de función ejecutiva? Tenemos la forma de medirla

El TDAH se caracteriza por la dificultad para desempeñar funciones ejecutivas como, por ejemplo, la falta de habilidad para desempeñar tareas de manera correcta o cumplir con expectativas. Esto explica por qué aparecen síntomas de estos desórdenes cuando las personas se enfrentan a un ambiente nuevo como al ingresar a una escuela o un trabajo nuevo.

Ya que el trastorno se expresa por medio de deficiencias o dificultades en la función ejecutiva, un método común para evaluar si está presente el TDAH es evaluar el desempeño en tareas que requieren atención y concentración.

La Prueba de Desempeño Sostenido se utiliza por lo general como parte del proceso de evaluación para detectar deficiencias en la atención. Estas pruebas informatizadas brindan mediciones objetivas del desempeño del paciente.

MOXO-D es la siguiente generación de pruebas de desempeño sostenido que incorpora una serie de distracciones.

El valor agregado de las pruebas informatizadas

  • Objetividad: La evaluación objetiva es crucial para desarrollar un plan eficaz de tratamiento.
  • Medición y precisión: Las pruebas informatizadas miden índices claramente definidos y precisos del grado de atención del sujeto.
  • Evaluación directa: No es necesaria la medición, ya que el desempeño es evaluado electrónicamente.
  • Resultados instantáneos: No hay necesidad de decodificar ni analizar. Los resultados de las pruebas están disponibles al instante.

Pedro de León

Pediatra

Álvaro Solís Galera

Pedagogo