Consulta de lactancia materna

¿Por qué una Consulta de Lactancia?

La mayoría de las embarazadas tiene intención de dar el pecho y sólo en pocos casos se consigue una lactancia materna satisfactoria y
prolongada, al menos hasta los 6 meses como recomienda la OMS.
Hay muchos “mitos” y “falsas creencias” entorno a ella, como la falta de leche, la leche aguada, la escasa ganancia de peso del bebé, el “se
queda con hambre”, … que aún persisten en la sociedad a pesar de que ya se sabe que el principal problema viene derivado, sobre todo, del mal agarre del pecho, de la diferencia entre mamar y succionar.

Sabías qué. . .

La leche materna es exclusiva para él recién nacido y nunca es igual, va cambiando y se adapta para cubrir sus necesidades.
La capacidad del estómago de un recién nacido en su primer día de vida es del tamaño de una canica, aproximadamente 3,5-5 ml. El calostro es suficiente. ¡No necesita suplemento!

Al principio está aguada, si, pero al final tiene más grasa y por eso es importante que el niño coja bien el pecho y extraiga la leche del final, que
es mas rica en grasa y le satisface y engorda más.

La lactancia materna debe de ser a demanda, al principio frecuente, se recomienda en las primeras 24-48 h de 8 a 12 tomas, cada 2-3 horas, y a ser posible iniciar la lactancia en la primera media hora tras el parto, para que ayude a la producción de leche. A demanda; cuando el bebé quiera y el tiempo que quiera, poco a poco será ira regulando y espaciando las tomas, según la leche madure.

El estado de hidratación es lo importante en los primeros días de vida del recién nacido. Ver que el niño se queda satisfecho tras la toma y realiza varias micciones al día. Hay que tener paciencia con la ganancia de peso, pues, la leche no madura del todo hasta las tres semanas, que es cuando el recién nacido empieza a engordar más.

Hay signos precoces de lactancia materna inadecuada como; grietas (por macerar el pezón) y mastitis (por no vaciar el pecho). Y signos tardíos como escasa ganancia ponderal del recién nacido y el hambre (por no extraer la leche del final, mas grasa), aerocólia o gases (por tragar aire indebidamente), las regurgitaciones frecuentes (por no tomar la parte final más espesa), los tirones a mitad de la toma (por no tener bien cogido el pecho), etc…

La lactancia materna presenta innumerables beneficios en múltiples aspectos; para el niño, la madre, la familia y la sociedad, incluida la
prevención de obesidad, considerada epidemia del siglo XXI.

En Asistencia Integral de Pediatría ofrecemos:

  • Asesoramiento en el embarazo e inicio de la lactancia.
  • Asesoramiento en lactancia en gemelos y prematuros.
  • Valoración y tratamiento de la hipogalactia (falta de leche).
  • Valoración de dificultades de succión (ej.: frenillo).
  • Tratamiento del dolor al amamantar.
  • Tratamiento de las grietas del pezón.
  • Tratamiento de las mastitis, obstrucciones…
  • Valoración de la ganancia de peso del bebé.
  • Inducción de la lactancia y relactación.
  • Lactancia y vuelta al trabajo.
  • Ayuda para el Destete.
  • Talleres de lactancia para profesionales y familias.

Nuestros especialistas en Consulta de lactancia materna

CONTACTA CON AIPEDIATRÍA

¿Necesitas más información?

Puedes contactar con un miembro de nuestro equipo para aclarar todas las dudas que tengas o informarte sobre nuestras especialidades.

Rellena el formulario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad