Preguntas frecuentes y respuestas sobre lactancia materna

Para las todas las madres, la lactancia materna puede parecer abrumadora. Seguro que tendrás multitud de preguntas mientras tú y tu bebé descubrís el proceso, y eso es perfectamente normal. Para ayudar, la consulta de lactancia materna de Asistencia Integral de Pediatría comparte las respuestas a algunas de vuestras preguntas más frecuentes.

Sin embargo, lo más importante que debes tener en cuenta es que si tienes dificultades o te preguntas si lo estás haciendo bien, no tengas miedo de llamar a tu pediatra o especialista en lactancia. ¡Para eso estamos aquí! Queremos ayudarte a solucionar problemas, responder a tus preguntas y ser tu mayor soporte.

¿Cómo sé si mi bebé está tomando suficiente leche?

En la fase del recién nacido, valoramos si el bebé está recibiendo suficiente leche o no  a través de diferentes parámetros o actitudes del niño y la madre: por la cantidad de pañales mojados que tiene, por la sensación de plenitud y tranquilidad del bebé, porque el pecho de la madre se nota más vacío, etc.

Si creo que mi bebé no está tomando suficiente leche, ¿qué debo hacer?

Lo primero que debes hacer es llamar a tu pediatra. Podemos intentar que se coja al pecho para una toma, pesar al bebé antes y después de la alimentación y correlacionarlo con la cantidad de gramos que probablemente ha consumido, aunque esto cada vez se hace menos porque crea mucha incertidumbre. A partir de ahí, podemos solucionar problemas si es necesario.

¿Qué debo hacer si mi bebé no se coge bien al pecho?

Si tu bebé no se agarra bien al pecho, esto se puede solucionar normalmente contando con alguien que te ayude a posicionarlo correctamente, bien sea tu pediatra o tu especialista en lactancia.

¿Cómo evito que mi bebé me muerda?

Si te está mordiendo desde recién nacido, probablemente signifique que el agarre es demasiado superficial y debes trabajar para lograr un agarre mayor. Si tu bebé te muerde cuando tiene ya nueve meses y acaban de salirle algunos dientes nuevos, generalmente les decimos a los padres que lo corrijan en el momento en que comienza a morder. Apártalo suavemente y trata de hablarle. A continuación, póntelo de nuevo en el pecho. Recibirá el mensaje de «oh, no me dejará mamar si sigo mordiendo». Si le dices que no a menudo y lo apartas, se detendrá. Los bebés son más inteligentes de lo que pensamos.

¿Es doloroso dar el pecho?

¡No debería! Si nunca has amamantado antes, la lactancia materna puede causarte sensibilidad porque tus pezones no están acostumbrados. Eso es perfectamente normal, pero la lactancia no debería causar ardor, llagas con costras en los senos o grietas en los pezones. Eso es signo de un agarre deficiente debido a diversas causas.

¿Con qué frecuencia debería alternar pechos?

Sea cual sea el pecho con el que empieces, generalmente ese será el pecho del que más tome tu bebé. Empieza con el primer pecho, déjalo terminar hasta el punto en que ya no succione y luego cámbialo al segundo pecho una vez que notes que se te ha vaciado ese primer pecho (el pecho se queda blando, no cae leche por las comisuras de la boca del niño, el bebé no hace ruido de deglución).

Es importante que en cada toma al menos se vacíe un pecho, aunque solo tome de uno; de esa forma, el niño tomará la parte final de la toma, que es la que más grasa lleva y más sacia.

¿Debería establecer un horario de lactancia?

Lo bueno de la lactancia materna es que no tienes que establecer un horario porque no estás combinando con biberones. Hay que hacer una lactancia a demanda. Por lo tanto, si no eres una persona que siente la imperiosa necesidad de establecer horarios, lo mejor es no marcarse ninguno. Ciertamente, a los recién nacidos no se les debe poner un horario. Si intentas hacer que tu bebé de dos días se alimente cada tres horas, probablemente perderá peso porque necesita alimentarse con más frecuencia en ese momento. Esas tomas más cortas y frecuentes son naturales y necesarias. Una vez que tu bebé se alimente durante períodos más prolongados, estará bien dejarlo dormir más tiempo.

¿Qué dieta se recomienda para las madres que dan el pecho?

Una dieta variada y completa. En principio, no hay ningún alimento que esté prohibido consumir.

En primer lugar, mantente hidratada y asegúrate de consumir suficientes calorías. Tu cuerpo va a darle prioridad al bebé. Por este motivo, si no estás bebiendo lo suficiente o no estás ingiriendo suficientes calorías al día, que generalmente son unas 300 o 400 calorías adicionales, tus nutrientes irán a tu bebé y luego tú te quedarás agotada. En segundo lugar, el consumo de alcohol está totalmente desaconsejado, por no mencionar el consumo de otras sustancias más tóxicas. Recuerda que, todo lo que tú ingieres o consumes pasa a la leche materna, incluso los olores, y perjudican la salud de tu bebé.

¿Puedo amamantar si estoy tomando medicación?

La mayoría de los medicamentos son seguros para madres lactantes, pero recomendamos que consultes con tu pediatra antes de iniciar o continuar con cualquier tratamiento.

¿Puedo dar el pecho si estoy enferma?

¡Por supuesto! Un resfriado, fiebre, vómitos o diarrea no son motivos para dejar de amamantar. Tu leche materna cambiará según a lo que hayas estado expuesta o los antibióticos que hayas tomado. Estás fortaleciendo la inmunidad de tu bebé amamantándolo cuando estás enferma ya que la leche contendrá anticuerpos que reducirán el riesgo de que tu bebé contraiga la misma enfermedad.

Si estás amamantando mientras tienes gripe, un resfriado o incluso Covid-19, te recomendaríamos usar mascarilla mientras lo haces. También puedes optar por extraer la leche antes de las tomas y dejar que otra persona le dé la toma a tu bebé.

Todos estos son consejos generales sobre lactancia materna, que, en muchas ocasiones, habrá que modificar en función de las circunstancias especiales de cada caso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad