Tortícolis congénita, ¿qué es?

La tortícolis congénita es una patología que se caracteriza por el acortamiento del músculo esternocleidomastoideo. En el/la bebé se puede observar dificultad para girar la cabeza hacia el lado contrario, por lo que situará la cabeza preferiblemente en la misma posición.

Si no se corrige/ trata puede ocasionar problemas durante el desarrollo psicomotor del bebé puesto que le dificultará la movilidad completa del cuello obstaculizará la adquisición del control cefálico durante el giro de la cabeza y los volteos, el gateo, la sedestación, etc. Así mismo a largo plazo puede ocasionar la aparición de asimetrías y deformidades, como el caso de plagiocefalia (en el siguiente post hablaremos más sobre esta patología).

¿A qué se debe?

Está relacionado con una mala posición intrauterina, aunque también es posible que se produzca debido a un trauma obstétrico, es decir, durante un parto complicado, en el cual las fibras musculares del músculo esternocleidomastoideo pueden sufrir micro-desgarros o una retracción excesiva produciéndose una lesión de estas fibras musculares.

¿Cómo se detecta?

Se puede apreciar una rotación de la cabeza e inclinación contraria mantenida. Al bebé le resultará cómodo estar siempre en la misma posición. En ocasiones además se puede palpar como un pequeño nódulo en el vientre muscular. Este “nódulo” se debe a una tumoración de consistencia fibrosa en el músculo.

¿Se soluciona?

Suele solucionarse favorablemente entre los dos y los seis meses. Es importante una detección precoz para comenzar cuanto antes el tratamiento de fisioterapia y evitar así futuras complicaciones.

Si observa que su bebé mantiene su cabeza inclinada hacia un lado o un nódulo a nivel de vientre muscular debe consultar a su médico pediatra o a un fisioterapeuta pediátrico.

¿Qué función tiene la fisioterapia?

torticolis congenita imgLa fisioterapia perseguirá normalizar progresivamente el rango articular del bebé, previniendo posibles asimetrías y deformidades.

Para ello se realizarán técnicas de masaje, así como estiramientos encaminados a eliminar el acortamiento muscular si es necesario.  Siempre, se perseguirá el movimiento activo y la colaboración del niño en el sentido de la corrección a través de juegos y actividades.

La educación a los padres es muy importante para corregir la lesión lo más pronto posible a través de cambios posturales, masajes y juegos que pueden realizar en casa.

¿Qué pueden hacer la mamá y papá en casa?

  • Es importante realizar cambios posturales cada cierto tiempo para que no mantenga la cabeza girada hacia el mismo lado.
  • Presentar estímulos como juguetes, sonidos, que llamen la atención al bebé en el sentido de la corrección.
  • Dar el pecho y coger al bebé en brazos al ser posible en el sentido contrario de la deformidad.

Desde Asistencia Integral de Pediatría podemos ayudarles. Para cualquier duda y consulta no dude en contactarnos.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad