Mantén a tus hijos correctamente hidratados durante el verano

Aunque todavía no hayan comenzado las vacaciones de verano en el colegio, el calor puede llegar de golpe a mediados de primavera en muchos lugares. La hidratación con el calor, especialmente para los más pequeños, es extremadamente importante. A continuación, AI PEDIATRÍA responde a una de las preguntas más frecuentes cuando llega el calor: ¿Cómo mantener a los niños correctamente hidratados durante el verano?

Agua                                                        

Como siempre, el agua es la reina suprema. El agua se absorbe fácilmente y no contiene calorías. Si quieres darle un poco de sabor, puedes añadirle un poco de zumo de limón o menta fresca.

Bebidas lácteas bajas en calorías u otras alternativas

Puede ser leche desnatada, bebida de soja, almendras o arroz. Estas bebidas no solo hidratan, sino que además aportan minerales esenciales que se pierden con la sudoración. Para endulzar un poco estas bebidas, una buena idea es congelar en moldes leche de almendras con sabor a vainilla y dárselo a tus hijos como si fueran polos.

Si tus hijos pasan mucho tiempo al sol, especialmente realizando alguna actividad, necesitarán hidratación extra para reponer electrolitos (minerales que se pierden al sudar). Si tu hijo entra dentro de esta categoría, AI PEDIATRÍA recomienda bebidas con un contenido en calorías ligeramente más alto para mantener la hidratación.

Zumos de frutas NATURALES

Aunque tienen un alto contenido en fructosa, a veces los niños prefieren el sabor dulce de los zumos de frutas. Si tu hijo se niega a beber agua, el verano es un buen momento para dejarle beber zumos naturales de frutas recién exprimidas. Después de todo, la hidratación es prioritaria. Los zumos naturales ofrecen una gran variedad de maravillosas vitaminas y minerales que pueden ayudar a mantener a tu hijo saludable, lleno de energía ¡e hidratado!

Evita las bebidas con alto contenido en azúcares como los zumos envasados, refrescos carbonatados, limonadas o tés helados. El exceso de azúcar en estas bebidas puede ser adictiva, afecta negativamente al rendimiento deportivo y es uno de las principales causas de la caries y problemas en las encías.

¡Disfrutad del verano y mantened a vuestros hijos correctamente hidratados!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad