Cómo aliviar los síntomas de dentición de tu bebé

Seguro que has oído hablar de las molestias producidas por la aparición de los primeros dientes en los bebés: lo sufren ellos y lo sufren los padres. En Asistencia Integral de Pediatría queremos aconsejarte sobre cómo aliviar los síntomas de dentición de tu bebé.

¿Cuándo se produce la dentición?

Los bebés suelen echar su primer diente entre los 6 y 12 meses, pero la dentición puede comenzar a los 3 meses de edad. Tanto la dentición como la aparición del primer diente varían mucho de un bebé a otro. Por lo tanto, no debes preocuparte si el primer diente de tu bebé aparece más tarde o pronto, porque no hay un hito establecido para ese primer diente.

Lo que sí debe preocuparte es la salud de los dientes de leche de tu pequeño, porque gracias a ellos tu hijo podrá hablar, masticar y sonreír.

*Los aspectos que comentaremos a continuación son aspectos generales, que no siempre suceden, ya que hay niños que echan los dientes sin molestias.

Signos de dentición en bebés

Llanto y malestar: la mayoría de los padres notan que sus bebés están más intranquilos de lo habitual al comenzar la dentición. La aparición de un diente puede llegar a ser un poco dolorosa, y como los bebés no saben hablar, esto lleva a cierta irritabilidad.

Morder: morder es uno de los signos de dentición. Quizás notes que tu bebé empieza a morder todo lo que se le ponga por delante. Lo hacen para aliviar el dolor que puedan sentir. Los juguetes mordedores le ayudarán: tendrán algo que morder y tú sabrás que no hay peligro en ello. Hay que señalar que morder no solo es síntoma de dentición.

Pérdida de apetito: no querer comer es otro síntoma común de la dentición. Los bebés rechazan los alimentos sólidos que antes disfrutaban, ya que sus encías están inflamadas.

Babear: es muy frecuente que los pequeños babeen más de lo normal durante esta etapa debido a que la saliva ayuda a enfriar sus encías, cosa que los reconforta. Por otro lado, que los niños babeen no tiene porqué ser necesariamente síntoma de dentición, ya que existen muchas otras razones por las que los bebés pueden babear.

¿Cómo puedo aliviar a mi bebé con la dentición?

Paños y juguetes: ¡frescos, pero no congelados! Un juguete mordedor o un paño húmedo que hayan estado un par de minutos en el congelador es todo lo que necesitas para reconfortar a tu bebé. Puedes dárselos para que los masquen, o usar el paño alrededor de tu dedo para masajear sus encías.

Dedos: a tu bebé le encantan tus dedos. Si todavía no le han salido los dientes, prueba a frotar tus dedos en sus encías para aliviarlo.

Rutina: los problemas para dormir son frecuentes durante la dentición, por lo que debes intentar mantener los mismos horarios de sueño y rutinas de tu bebé, ya que le ayudarán a sentirse cómodo.

La dentición no es divertida, pero tampoco es el fin del mundo. Con estos consejos sabrás qué esperar durante esta etapa y podrás aliviar a tu pequeño hasta que tenga una sonrisa completa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad