Protege a tus hijos del sol a cualquier edad

¿Sabías que demasiado el sol puede causar quemaduras, daños en ojos y piel, cáncer de piel y debilitar el sistema inmune? Según los expertos en dermatología, tomar precauciones sencillas para protegerse del sol puede minimizar estos riegos. 

La protección solar para niños de todas las edades se centra en reducir el tiempo de exposición, estar en la sombra, usar ropa protectora y protector solar.  

¿Por qué es tan importante protegerse del sol? 

Los niños necesitan un poco de sol para poder sintetizar la vitamina D, tan necesaria para el desarrollo de los huesos y músculos. Pero ¡cuidado! Tomar demasiado el sol produce quemaduras, daños en la piel y en los ojos, así como cáncer de piel y depresión del sistema inmune. 

¡No te olvides de la sombrilla! 

La sombrilla protege a tus hijos de la radiación solar UV, aunque no totalmente. Cuanto más tupida, mejor. Ten en cuenta que, a pesar de la sombrilla, los rayos UV pueden alcanzarnos, por lo que es recomendable que los niños lleven además ropa protectora y protector solar. 

Si tu hijo aún va en cochecito, cúbrelo con un parasol que lo tape bien, pero que permita el paso del aire.  

Aunque el día no sea soleado, ¡estamos expuestos a la radiación UV! Esto significa que puedes quemarte incluso en un día nublado.  

Ropa protectora, gorros y gafas de sol  

Estos son algunos consejos para elegir ropa protectora para tpequeño: 

  • Las telas tupidas ayudan a proteger la piel de tu hijo.  
  • Los trajes de neopreno son una excelente manera de proteger a tpequeño del sol cuando esté nadando o haciendo otras actividades acuáticas. 
  • La ropa de algodón, así como la ropa ancha, es más fresca que la de fibra sintética o la ropa muy ajustada. 

Los gorros protegela cara, el cuello y las orejas de tu hijo. Los gorros/sombreros de ala ancha brindan la mejor protección.  

Llevar gafas de sol también protege a tus hijos de los rayos UV. Asegúrate de que se ajusten bien a su cara y que cumplan con los requisitos de calidad exigidos por la UE. 

Protector solar 

Cuando se trata de niños, siempre es recomendable el uso de protectores solares con el máximo factor de protección solar (SPF-50+)que sean resistentes al agua y aplicarlos en la cara, manos y cualquier otra parte de la piel que no esté cubierta por la ropa.  

Aplica el protector solar al menos 20 minutos antes de salir, y vuelve a aplicarlo cada dos horas. 

¿Y los bebés?  

Si tu hijo tiene menos de seis meses de edad, lo mejor es evitar exponerlo al sol. No obstante, salir a la calle es inevitable y lo mejor es buscar protectores solares especiales para bebés, ya que tienen menos probabilidades de irritar su piel. La mejor forma de protegerlo es con un parasol y ropa protectora. 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad